Sitio Oficial para Secundarias Públicas

7 consejos para desarrollar la empatía en los niños

Uncategorized / mayo 8, 2020

El trabajo más importante que tenemos como padres es el educar a nuestros hijos, formando personas consientes, responsables, tolerantes, resiliente, empáticos, entre otras cualidades, pero sobre todo FELICES, son algunas de las respuestas que como papá del siglo XXI podríamos dar a la pregunta ¿qué espera que sea su hijo?, independiente a las clásicas respuestas: doctor, licenciado o lo que él quiera ser pero que sea FELIZ. Este común denominador felicidad, se logra con el ser empático.

Los científicos han demostrado que los niños que desarrollan empatía son más felices, tienen mejores relaciones sociales, son mucho más resistentes ante el estrés y tienen mejor desempeño académico.

Entendamos primero el concepto: “La empatía es la habilidad para leer las emociones y pensamientos de los demás ante una determinada situación sin prejuicios u opiniones preestablecidas.”

Lo que ha sucedido en las últimas décadas es que la sociedad le ha dado mayor valor a la competencia y a la individualidad olvidando que para que la empatía, se deben cumplir dos etapas:

  1. Reconocimiento: capacidad de distinguir lo que otro puede sentir o pensar
  2. Respuesta: reacción ante el otro

Ser empático se trata de un concepto complejo que implica ser receptivo a las emociones de las personas que nos rodean y tener la capacidad de identificarlas a través de sus gestos y palabras, comprender lo que el otro siente y apreciar la situación sin juzgar al implicado, pero la empatía no se relaciona solamente con el descubrimiento y entendimiento de las emociones del prójimo sino también con nuestra propia sensibilidad en relación con esas emociones. Así, se espera que, si un amigo nuestro está triste y llora, sintamos la necesidad de consolarle, por ejemplo. En psicología se distinguen diferentes etapas del desarrollo empático:

Empatía cognitiva: es la que se percibe cuando uno ve cómo son las cosas que ocurren y adoptan la perspectiva del otro. Aquí empieza el desarrollo de la empatía como nosotros la entendemos.

Empatía emocional: es la base de la compenetración y de la química, es sentir a la otra persona, hacerle ver que nos hacemos cargo de su situación. Por ejemplo: Se da durante el primer año de vida, cuando el bebé aún no se sabe diferente a quienes le rodean.

Simpatía o preocupación empática: Siente la preocupación, notan lo que los demás necesitan, ofreciendo ayuda incondicional y espontáneamente. Por ejemplo, aparece la preocupación social por quienes no tienen comida o techo.

 

Tener niños empáticos nos llevará a tener adultos empáticos y justamente lo que necesitamos sentir lo que el otro siente y querer ayudarle. Esto es fundamental como prevención del bullying. Básicamente podríamos decir que los niños empáticos son capaces de construir relaciones sanas y sólidas y en consecuencia capaces de cambiar la sociedad. ¿Y no es eso lo que deseamos: hijos convertidos en adultos responsables, sanos, respetuosos y compasivos?, ¿Una sociedad menos violenta, más igualitaria y contenedora?

Para llegar a este logro, es importante empezar por nosotros, los padres y maestros; transmitiendo valores y el fomento de la empatía, esto a través de 7 consejos:

  1. Da ejemplo: Este suele ser siempre nuestro primer consejo. Si quieres un hijo empático, ¡demuestra tú también empatía! Para ello, escúchale y muéstrale afecto cuando tenga un problema o, simplemente, no se sienta del todo bien.
  2. Otórgale importancia a lo que te cuente: Tómate el tiempo para darle valor a cada palabra que salga de la boca de tu hijo.
  3. Presta atención a sus sentimientos y no les juzgues por ellos: Es importante que los padres evitemos los juicios de valor como “deja de llorar por tonterías”, “pareces pequeño llorando así”…
  4. Acepta que cada persona tiene sus propias emociones y sentimientos.
  5. Expresa tus sentimientos y ayuda a tu hijo a entenderlos.
  6. Consuela a tus hijos cuando estén tristes.
  7. Habla con él: Mirar una película, jugar o leer un cuento puede ser una buena oportunidad para ponerse en el lugar de algún personaje y preguntar a tu hijo qué haría él en tal o cual situación.

¡La empatía se aprende y se practica!

 

https://www.educo.org/Blog/7-consejos-para-desarrollar-la-empatia-en-los-ninos

http://xn--alejandrofaria-2nb.com/empatia-significado-y-tipos-de-empatia/