Sitio Oficial para Secundarias Públicas

El desafío actual de los maestros en la educación secundaria

El desafío actual de los maestros en la educación secundaria

Educación / febrero 26, 2019

¿Quiénes son los estudiantes de educación secundaria? ¿cuál es su entorno social y cultural? ¿qué características deben tomarse en cuenta para favorecer su aprendizaje? ¿cómo relacionarse con estos adolescentes a través de la enseñanza?

 

Conocer a los alumnos cada ciclo escolar es una condición indispensable para el trabajo docente. Saber cuáles son sus intereses y expectativas; identificar cómo piensan, observar cómo se comportan, reconocer cómo aprenden es fundamental para proyectar una buena enseñanza y nos ayudará a la hora de elegir nuestros libros conaliteg para secundaria. Los especialistas recomiendan apegarse a la teoría y basarse en la observación del comportamiento a fin de distinguir los supuestos en los que se sustenta el aprendizaje e identificar las características de los discentes.

Los jóvenes de secundaria son un verdadero acertijo y representan un desafío mayúsculo para los maestros en su quehacer cotidiano y a la hora de seleccionar de un catálogo de libros el material a utilizar cada ciclo escolar.  Discernir sobre su desarrollo biológico es un buen principio, aunque no lo es todo. Desde una perspectiva psicológica, es conveniente privilegiar la enseñanza según la manera cómo el sujeto se apropia y construye el conocimiento. Esta concepción alude a las teorías cognoscitivas, de las cuales se destacan diversas corrientes. Una de las más influyentes es el constructivismo, fundamento del diseño curricular y de los programas de estudio. La Teoría Sociocultural de Lev Vygostsky también es una de las tendencias que se emplean actualmente. En ella la memoria, el lenguaje, la atención y la percepción son consideradas funciones elementales que se transforman en funciones mentales superiores a través de la interacción.

El sujeto construye el conocimiento de manera colectiva. La interacción se enriquece a través de las relaciones sociales. De ahí la importancia de estimularla los vínculos entre pares con la intención de despertar la curiosidad de los jóvenes el pensamiento crítico sobre lo que sabe y sobre el ambiente en el cual se desenvuelven. En este sentido, el aprendiz juega un papel activo, en la construcción de su propio conocimiento. La calidad de los aprendizajes está directamente relacionada con el tipo de interacciones.

Las teorías de aprendizaje proveen el sustento teórico necesario para el quehacer de los profesores en el aula. ¿Cómo se aprende? Se aprende en interacción con los otros. En los programas de estudio se enfatiza la razón de aprender ya que hoy en día es necesario aprender a aprender y aprender a lo largo de la vida. ¿Para qué se aprende? Para desempeñarse de manera eficiente en la sociedad. ¿Qué se aprende? Desde el punto de vista curricular los alumnos deben desarrollar conocimiento, habilidades, valores y actitudes. Desde la perspectiva del profesor se deben de aprehender los contenidos programáticos contenidos, en su mayoría, en los libros de texto gratuitos. Para el alumno de secundaria es indispensable aprender lo que les gusta, lo que les interesa, lo que puede tener un significado para su vida.

Indiscutiblemente, a los jóvenes les atrae la novedad, la innovación, la tecnología. Por ejemplo, el celular es una extensión de su cuerpo; para las tareas no buscan sino “googlean” la información que requieren; se relacionan con sus amigos por medio de las redes sociales. Una de las características de la sociedad del conocimiento es el uso de las tecnologías de la información y la comunicación las cuales a su vez inciden en la visión sobre el mundo, la forma de entenderlo así como en el aprendizaje de las personas. Así, la red de redes y los teléfonos inteligentes son medios y dispositivos que afectan las relaciones humanas. Las favorecen o las dificultan según su uso. Es indudable la influencia del entorno social en la educación y sus implicaciones para los procesos de enseñanza y aprendizaje, por lo que es importante los recursos tecnológicos del docente para ayudar en su formación.

La sociología del conocimiento, como campo de estudio, revisa los orígenes sociales de las ideologías y los efectos de las ideas dominantes en los grupos poblacionales. El conocimiento surge y se conserva a través de las interacciones sociales, de generación en generación. Como constructo social, el conocimiento se relativiza con el tipo de sociedad donde se produce y con la percepción de las ideas en un momento y espacio determinados. Es posible reconocer distintas formas de pensar a través del tiempo. Es decir, generaciones sociales que impactan considerablemente al modo de vivir, de pensar, de actuar.

Algunos estudiosos clasifican las generaciones sociales de muy diversas maneras. Aunque existe cierto consenso en organizarlas de la siguiente forma:

1.- La tradicional. Se ubica en los tiempos previos a la segunda guerra mundial, en la cual el rol de la mujer era marginal para el trabajo. Era inimaginable que las mujeres estudiaran y pudieran ejercer una profesión. Su papel se limitaba a la realización de las tareas en el hogar, mientras que el hombre se consumaba como el proveedor de la familia.

2.- Tiempo después, la tasa de natalidad aumentó y la de mortalidad disminuyó lo que trajo consigo una explosión demográfica. Las ideas conservadoras fueron renovándose y se toleraron un poco más. A quienes nacieron en esta época algunos los nombran como la Generación “Baby Boomer”.

3.- A los nacidos entre mediados de los setentas y principios de los ochentas se le conocer como la “Generación X” porque les tocó una época donde la constante fue el cambio. Se considera como una era perdida, ignorada, apática, silenciosa.

4.- La subsecuente etapa, conocida como “Generación Y”, comprende a quienes nacieron entre 1984 y 1999 aproximadamente. Estas personas se adecuaron con cierta facilidad a las cambios inherentes a esta transición histórica por lo que han recibido el apelativo de Millenial. Se distinguen por desarrollar la capacidad de realizar varias actividades de manera simultánea  (multitask o multitarea) y porque la tecnología forma parte de su vida cotidiana.

5.- Los Posmillenialson las personas nacidas a partir del año dos mil, más o menos, conocidos también como Centenial. Forman parte de la Generación “Z”, llamada también Net, crecieron con una dependencia tecnológica acentuada y se adaptan rápidamente a las innovaciones. Se inclinan mucho más al mundo virtual. Son adictos a las redes sociales y a los videojuegos. Están hiperconectados y se apropian del mundo visualmente. Se les dificultan las habilidades interpersonales y tienen cierto desapego hacia determinados valores  y convenciones sociales como la familia por ejemplo. Desarrollan escasa simpatía  hacia los demás y falta de compromiso social. Son introvertidos, individualistas, antisociales, faltos de colaboración, irreverentes, idealistas, desapegados de sus padres. Aunque menos egocéntricos y más maduros que la generación anterior. También son muy impacientes porque esperan resultados inmediatos, tienen poca resistencia a la frustración, se les dificulta comunicarse y hablar en público. Desarrollan una gran inteligencia. Son autodidactas, el autoaprendizaje es su fuerte. Representan el punto de quiebre con la educación tradicional.

A la “Generación Z” es a quienes los profesores de educación secundaria enseñan y tratan de educar hoy en día. Son los que deben desarrollar las competencias necesarias para resolver problemas de la vida ordinaria, tienen que aprender a aprender para transferir sus conocimientos a otros contextos diversos, cambiantes. No obstante, su condición sociocultural es un factor fundamental para el aprendizaje. ¿Cómo lograrlo? El maestro debe situarse desde otro ángulo. Ser más empático con estos posmillenial. Comprender sus formas de relacionarse, de construir el aprendizaje. Revisar y buscar los mejores libros para secundaria aprobados por la SEP. Reconocer su dependencia tecnológica y hacer uso de los recursos tecnológicos docentes.

Para lograrlo, los maestros tienen que romper algunos de sus paradigmas. Lo que me recuerda una frase que han atribuido a Albert Einstein y que dice “lo más cercano a la locura es hacer lo mismo esperando resultados diferentes”. Hoy, más que nunca, se plantea la necesidad de cambiar, de repensar lo que sucede en nuestro mundo, de transformar la educación, de reformar la formación de los formadores.

 

 

Sergio Martínez Dunstan