Sitio Oficial para Secundarias Públicas

Importancia de la planificación didáctica

Actualidad,Educación / julio 7, 2020

La planificación didáctica es uno de los elementos indispensables de la práctica docente que influye en los resultados del aprendizaje de los alumnos.

La planificación toma su importancia cuando la vemos como una oportunidad de plantear situaciones desafiantes que sirvan como detonante para el logro de los aprendizajes esperados, el desarrollo de las competencias y la obtención de los estándares curriculares.

Los principios pedagógicos del Plan de estudios de educación básica establecen la importancia de la planificación didáctica a partir de:

Planificar para potenciar el aprendizaje

Y señala que para diseñar la planificación se requiere:

  • Reconocer que los estudiantes aprenden a lo largo de la vida y se involucran en su proceso de aprendizaje.
  • Seleccionar estrategias didácticas que propicien la movilización de saberes, y de evaluación de aprendizajes congruentes con los aprendizajes esperados.
  • Reconocer que los referentes para su diseño son los aprendizajes esperados.
  • Generar ambientes de aprendizaje colaborativo que favorezcan experiencias significativas.
  • Considerar evidencias de desempeño que brinden información al docente para la toma de decisiones y continuar impulsando el aprendizaje de los estudiantes.

 

¿En qué consiste una planificación didáctica?

En ayudar al docente a tener una idea clara del contenido que llevará a cabo durante la clase. De esta forma, podrá enseñar a los niños de manera organizada. Un plan de clase deberá estructurarse de la siguiente manera:

• Objetivos: Permite que el alumno identifique cuál es el propósito de la clase y que pueda alcanzarlo durante la misma. Cada objetivo debe motivar al alumno a desarrollar sus capacidades y que este comprenda la importancia de dicho plan.

• Datos: incluye la materia, nombre del docente a cargo, tema y fecha de inicio de la clase.

• Contenido que se desarrollará de la clase: Dependerá del aprendizaje del alumno y demostrará con sus conocimientos llevándolo a cabo en un trabajo o prueba. En el contenido debe abarcar por lo menos 3 puntos básicos:

  • Contenidos conceptuales –  ayudan al alumno a obtener conocimiento referente a conceptos o hechos que motivarán su intelecto.
  • Contenidos procedimentales – motivan al alumno a reflejar sus actitudes, normas y valores inculcados en casa.

• Estrategias didácticas: El docente debe tener la capacidad de dirigir la clase de manera que el alumno aprenda y debe hacerlo de una forma fácil y entendible.

• Actividades: Es lo que el alumno realizará, de esta manera demostrará al docente que ha entendido la clase.

• Recursos: Es lo que el docente utilizará para dar la clase como material didáctico.

• Estimación del tiempo: Cantidad de horas programadas para la clase.

• Evaluación: Las evaluaciones que se realicen durante la clase deben ser informadas en el plan de evaluación.

 

Pasos para la preparación de una planificación didáctica

1. Los objetivos de aprendizaje

El primer paso es determinar lo que quieres que tus estudiantes aprendan y sean capaces de hacer al final de la clase. Una vez que tengas claros los objetivos debes clasificarlos en función de importancia.

2. Desarrollar la introducción

Sigue el diseño de las actividades específicas que vas a utilizar para llevar a los estudiantes a entender y aplicar lo que han aprendido. Esto estimula el interés y fomenta el pensamiento.

3. Planificar las actividades específicas de aprendizaje (el cuerpo principal de la lección)

Prepara varias maneras de explicar el material para captar la atención de más estudiantes y atraer a diferentes estilos de aprendizaje. Al planear los ejemplos y actividades debes estimar la cantidad de tiempo que se gasta en cada uno.

4. Plan para comprobar la comprensión

Piensa en preguntas específicas que puedes hacer a los estudiantes con el fin de comprobar la comprensión. Decide si quieres que los alumnos respondan de forma oral o por escrito. Al planeas tu lección, se debe decidir qué tipo de preguntas serán productivas para la discusión y qué preguntas podrían desviar la clase.

5. Desarrollar una conclusión y una vista previa

Ir sobre el material cubierto en clase con un resumen de los puntos principales de la lección. Puedes concluir la lección no solo con un resumen de los puntos principales, sino también con la vista previa de la próxima lección.

6. Crear una línea de tiempo realista

Una lista de 10 objetivos muchas veces no es nada realista, por lo que reducir la lista a 2 o 3 conceptos clave, ideas o habilidades que deseas que los estudiantes aprendan. La lista de objetivos de aprendizajes priorizados te ayudará a tomar decisiones sobre el terreno y ajustar el plan de clase según sea necesario.

Una línea de tiempo realista reflejará tu flexibilidad y capacidad para adaptarte al entorno específico en el aula.

 

Referencias

Jorge Pérez Bernabé – Consultor Pedagógico en Editorial Santillana

Propuesta de una planeación didáctica de clase